Uruguay. El Senado aprueba la ley del feminicidio

Revista ihu on-line

A ‘uberização’ e as encruzilhadas do mundo do trabalho

Edição: 503

Leia mais

Sociabilidade 2.0 Relações humanas nas redes digitais

Edição: 502

Leia mais

O Holocausto no cinema. Algumas aproximações

Edição: 501

Leia mais

Mais Lidos

  • Igreja batiza três filhos de casal gay na Catedral de Curitiba

    LER MAIS
  • Igrejas Evangélicas Históricas e Aliança Evangélica assinam manifesto contra a Reforma da Previd

    LER MAIS
  • "Com a reforma trabalhista, o poder do empregado fica reduzido a pó"

    LER MAIS

Newsletter IHU

Fique atualizado das Notícias do Dia, inscreva-se na newsletter do IHU

close

FECHAR

Enviar o link deste por e-mail a um(a) amigo(a).

Por: João Flores da Cunha | Traducción: Juan Luis Hermida | 20 Abril 2017

El Senado de Uruguay aprobó el 18-4 un proyecto de ley que tipifica el feminicidio, el asesinato de una mujer por ella ser mujer, y hace de él un agravante del crimen de homicidio. La votación ocurrió por unanimidad, con 31 votos a favor.

La legislación altera los artículos 311 y 312 del Código Penal uruguayo y transforma en agravante de homicidio crímenes cometidos “contra una mujer por motivos de odio, desprecio o menosprecio, o por su condición de tal.” Según los términos de la ley, eso puede ser comprobado cuando haya antecedentes de violencia cometida por el autor del crimen contra la mujer, “independientemente de que el hecho haya sido denunciado o no por la víctima.” Las penas pueden ir de 15 a 30 años de prisión.

El proyecto todavía debe ser ratificado por la Cámara de los Diputados. La ley es impulsada por el partido gobernante, el Frente Amplio, de centro izquierda, y tuvo apoyo de los otros tres partidos que tienen representación en el Senado.

Según activistas favorables a la medida, el reconocimiento del feminicidio como un delito propio representa un avance en el combate a la violencia de género, todavía que no sea suficiente para, por sí solo, solucionar ese problema social. La senadora Daniela Payssé, del Frente Amplio, señaló en declaraciones a la prensa uruguaya que la ley es “importante, pero no es una fórmula mágica para revertir esta situación compleja de homicidios de mujeres por hombres” en los términos previstos en la legislación.

Para ella, existe “una cuestión simbólica fuerte: que se sepa que las mujeres son muertas en la sociedad por ser mujeres. Porque los hombres las consideran como su propiedad.”

En su discurso en el Senado, la senadora Carmen Beramendi, también del Frente Amplio, afirmó que “el concepto de feminicidio es útil porque nos indica el carácter social y generalizado de la violencia basada en las desigualdades de género.”

Para Beramendi, el concepto “también nos ayuda a desarticular los argumentos de que la violencia de género es un asunto personal o privado, y muestra su carácter profundamente social y político, resultado de las relaciones estructurales de poder, dominación y privilegio entre los hombres y las mujeres en la sociedad.”

Los dos países vecinos de Uruguay, Argentina y Brasil, ya introdujeron legislaciones semejantes. La tipificación del feminicidio es una reivindicación antigua de movimientos sociales que luchan por los derechos de las mujeres y contra la violencia de género en el Uruguay.

Además de la medida que pasó por el Senado, esos grupos defienden la aprobación de una ley integral contra ese tipo de violencia. De carácter más abarcadora, la ley tiene como objetivo general “garantizar a las mujeres una vida libre de violencia basada en el género.” Presentado en 2016 al Congreso, el proyecto todavía está en fase de discusiones.

La aprobación del proyecto de ley por el Senado viene después de un aumento en el número de crímenes cometidos contra las mujeres en el Uruguay. Ocurrieron siete feminicidios en un período de apenas 50 días en el país, entre enero y marzo. La cifra representa un alta en relación a 2016, cuando fueron registrados 20 feminicidios en todo el año.

Después del aumento de los crímenes, una manifestación tomó las calles de la capital Montevideo, para protestar contra la desigualdad y la violencia de género. El acto, que ocurrió en el Día Internacional de la Mujer, en 8-3, tuvo gran adhesión popular. Hasta 300 mil personas tendrían participado de la manifestación, según cálculos de los participantes.

Comunicar erro

close

FECHAR

Comunicar erro.

Comunique à redação erros de português, de informação ou técnicos encontrados nesta página:

Instituto Humanitas Unisinos - IHU - Uruguay. El Senado aprueba la ley del feminicidio