26 de janeiro de 1914

Revista ihu on-line

Diálogo interconvicções. A multiplicidade no pano da vida

Edição: 546

Leia mais

Cultura Pop. Na dobra do óbvio, a emergência de um mundo complexo

Edição: 545

Leia mais

Revolução 4.0. Novas fronteiras para a vida e a educação

Edição: 544

Leia mais

Mais Lidos

  • “Por favor, taxem-nos”, clama a elite do avanço

    LER MAIS
  • “As atitudes animadas pela meritocracia são corrosivas para o bem comum”. Entrevista com Michael Sandel

    LER MAIS
  • Dowbor lê Mariana Mazzucato

    LER MAIS

Newsletter IHU

Fique atualizado das Notícias do Dia, inscreva-se na newsletter do IHU


26 Janeiro 2020

José Gabriel de Rosario Brochero, Argentina, †1914

José Gabriel de Rosario Brochero, «Cura Brochero», sacerdote y profeta entre los campesinos de Argentina. En realidad, el «Cura Brochero» murió por su compromiso con los pobres, pero no fue asesinado. Murió de aparente lepra (así se creyó en su tiempo, aunque actualmente se cree que fue un virus). Fue cura en la campiña cordobesa, evangelizador incansable, recorrió todo su territorio a lomo de su mula, predicó a gauchos y malandras ejercicios espirituales en la sierra. Además, buscó constantemente que llegara a la gente el ferrocarril, hospitales, acueductos, etc.

Hacia el final de su vida quedó ciego. Solía decir: «Dios es como los piojos: está en la cabeza de todos, pero sobre todo de los pobres». Párroco de San Alberto, pueblito de Córdoba. Muere a los 74 años, después de 45 de infatigable predicación del Evangelio y de servicio a los campesinos dispersos en los 144.000 kilómetros cuadrados de su parroquia, que recorre a lomo de mula.

El "cura Brochero", como lo llaman, hace una "opción por los pobres" 120 años antes de que la Iglesia latinoamericana lo aconsejara explícitamente. Nace en una familia pobre y su padre simpatiza con el caudillo federal cordobés, en una época en que el país se divide entre "unitarios", favorables a la oligarquía centralista, y "federales", que propugnan el desarrollo económico y la participación política del interior empobrecido. Son las fuentes en que bebe el joven Brochero antes de entrar al seminario. Ya sacerdote no usa su condición de tal para el "ascenso social", porque: "la carrera eclesiástica se toma para trabajar en bien de los prójimos hasta el último día de la vida", escribe Brochero en 1889, cuando ya lleva más de 20 años de sacerdocio. En la inhóspita región de las sierras, en una población condenada a la miseria por siglos, él es capaz de sembrar la semilla del Evangelio, que fructifica en la promoción integral de sus feligreses. Con alegría y optimismo, confiado en el Señor, por el camino del corazón, despierta en ellos la solidaridad hasta transformarlos en una gigantesca familia.

Construyen tres escuelas, un molino harinero, 66 caminos vecinales, una carretera de 200 kilómetros, levantan dos iglesias y cinco capillas, abren acequias para el riego, trazan el camino hacia las altas cumbres, construyen diques. Pero antes que todo han levantado una enorme casa para ejercicios espirituales, capaz de albergar a 900 personas por vez. Hombres y mujeres rudos, que bajan de la sierra para recluirse durante 10 días, en silencio, oración y penitencia y hacer los ejercicios de San Ignacio. La tarea pastoral no impide al "cura Brochero" interesarse de la política, como que es parte de la realidad. Uno de sus mejores amigos, el teniente coronel José Santos Guayama, de las huestes federales, permanece en la clandestinidad después del triunfo definitivo de los unitarios. El "cura Brochero" recorre 400 kilómetros en mula, hasta La Rioja, para invitarlo a los ejercicios espirituales. Guayama no alcanza a llegar porque muere en una emboscada del ejército. Su amigo Brochero llora ante la noticia. Después gobiernan los liberales y dentro de una Iglesia considerada el baluarte antiliberal, él consigue la construcción de un tramo de ferrocarril de Soto a Villa Dolores. Cuando surge el movimiento popular de la Unión Cívica aconseja apoyarla. Su compromiso político, como el de otros sacerdotes en distintos momentos históricos del país, no menoscaba su actividad pastoral. Muere rodeado de sus amigos serranos, en la más absoluta pobreza, ciego y leproso, contagiado por los enfermos que visita, aún cruzando ríos de montaña, asido a la cola de su mula.

Mais informações (em espanhol) http://www.curabrochero.org.ar/

El proceso de canonización se inició en la década de 1960. Brochero fue declarado venerable por el papa Juan Pablo II en 2004, y beatificado en una ceremonia presidida por el cardenal Angelo Amato en la pequeña localidad cordobesa de Villa Cura Brochero el 14 de septiembre de 2013, durante el pontificado del papa Francisco. Fue canonizado el 16 de octubre de 2016, en una celebración presidida por el propio Francisco.

Leia mais:

O padre argentino Brochero já é santo

Termina a fase diocesana do processo de beatificação do padre argentino Brochero

O argentino “Cura Gaucho” é beatificado 


 

Comunicar erro

close

FECHAR

Comunicar erro.

Comunique à redação erros de português, de informação ou técnicos encontrados nesta página:

26 de janeiro de 1914 - Instituto Humanitas Unisinos - IHU

##CHILD
picture
ASAV
Fechar

Deixe seu Comentário

profile picture
ASAV