14 de maio de 1976

Revista ihu on-line

Ontologias Anarquistas. Um pensamento para além do cânone

Edição: 543

Leia mais

Vilém Flusser. A possibilidade de novos humanismos

Edição: 542

Leia mais

Planos de saúde e o SUS. Uma relação predatória

Edição: 541

Leia mais

Mais Lidos

  • Vaticano, roubadas da igreja estátuas indígenas consideradas “pagãs” e jogadas no Tibre

    LER MAIS
  • A peleja religiosa. Artigo de José de Souza Martins

    LER MAIS
  • Começa a hora da decisão para os bispos da Amazônia na semana final do Sínodo. Artigo de Thomas Reese

    LER MAIS

Newsletter IHU

Fique atualizado das Notícias do Dia, inscreva-se na newsletter do IHU


close

FECHAR

Enviar o link deste por e-mail a um(a) amigo(a).

Enviar

14 Maio 2019

Beatriz Carbonell de Pérez Weiss y esposo, María Marta Vázquez Ocampo de Lugones y esposo, Mónica María Candelaria Mignone, María Ester Loruso y Mónica Quinteiro. Argentina, †1976.

Detenidos en sus domicilios Beatriz Carbonell de Pérez Weiss y su esposo, Horacio Pérez Weiss, María Marta Vázquez Ocampo de Lugones y su esposo César Amadeo Lugones; Mónica María Candelaria Mignone. María Esther Lorusso Lammle, Mónica Quinteiro (ex religiosa de las Hermanas de la Misericordia). Todo este grupo realizaba tareas de promoción humana, social, religiosa y política en la villa miseria de Flores (ciudad de Buenos Aires) en la Parroquia Santa María Madre del Pueblo. Por el interrogatorio sufrido por el padre Orlando Yorio, todo indica que fueron trasladados a la Escuela de Mecánica de la Armada donde luego de ser torturados habrían sido llevados en los vuelos de la muerte.

 

Ya profesionales, el servicio al hermano pobre de la villa-miseria Belén, de la capital argentina, es ahora la expresión concreta del amor y del sentido de la justicia que bebieron en el Evangelio. Con los sacerdotes que viven o trabajan en esa villa hacen jornadas de oración, catequesis y apoyo escolar, construyen una guardería y alegran el culto con sus canciones y guitarras. En aquella noche todos son sacados de sus casas. También Mónica Quinteiro, anteriormente religiosa y hasta poco tiempo antes catequista en Belén. Pocos días después son secuestrados de la misma villa los sacerdotes jesuitas Francisco Jálics y Orlando Yorio y llevados a la Escuela de Mecánica de la Armada para permanecer desaparecidos durante seis meses en condiciones infrahumanas. Se supone que es el mismo grupo el que interviene en ambos hechos y que Mónica y sus compañeros son torturados en el mismo lugar y luego asesinados. Las gestiones de Emilio Mignone, padre de Mónica, tan ligado a la jerarquía eclesiástica, y las del padre de María Marta, diplomático, son inútiles. Ellos nunca aparecen, pero su fe, su entrega y su alegría siguen animando a millares de jóvenes de Latinoamérica.



 

Comunicar erro

close

FECHAR

Comunicar erro.

Comunique à redação erros de português, de informação ou técnicos encontrados nesta página:

14 de maio de 1976 - Instituto Humanitas Unisinos - IHU

##CHILD
picture
ASAV
Fechar

Deixe seu Comentário

profile picture
ASAV