Feminicidio de activista del Ni una menos provoca indignación en Argentina

Mais Lidos

  • O Papa Francisco desafiou os teólogos. Mas somos ousados o suficiente para responder? Artigo de Agbonkhianmeghe Emmanuel Orobator

    LER MAIS
  • Por um novo humanismo planetário. Artigo de Edgar Morin

    LER MAIS
  • A denúncia da ONU: “Os palestinos em Gaza vivem em total horror”

    LER MAIS

Newsletter IHU

Fique atualizado das Notícias do Dia, inscreva-se na newsletter do IHU


Revista ihu on-line

Zooliteratura. A virada animal e vegetal contra o antropocentrismo

Edição: 552

Leia mais

Modernismos. A fratura entre a modernidade artística e social no Brasil

Edição: 551

Leia mais

Metaverso. A experiência humana sob outros horizontes

Edição: 550

Leia mais

Por: João Flores da Cunha | Traducción: Juan Luis Hermida | 17 Abril 2017

Un nuevo caso de feminicidio provocó indignación en Argentina. El cuerpo de Micaela García, de 21 años, fue encontrado el 8-4, después de una semana de búsquedas. Ella era activista del Ni una menos, movimiento que lucha contra la violencia de género en el país.

En este caso, la indignación nacional fue incitada por el hecho de que el juez Carlos Rossi concedió libertad condicional, en julio de 2016, al hombre que es apuntado por la policía como autor del crimen, Sebastián Wagner.

En 2011, Wagner había recibido una pena de nueva años de prisión por haber estuprado dos mujeres, en 2010. Él fue detenido nuevamente por causa de la muerte de Micaela.

El juez recibió muchas críticas, inclusive del presidente del país, Mauricio Macri. El mandatario declaró que “no podemos tener este tipo de jueces.”

Rossi se alejó del cargo con una licencia psiquiátrica, alegando depresión. La indignación en vuelta del hecho se debe a que la decisión contrarió dos informes de la unidad carcelaria en que Wagner estaba detenido y de la fiscalía, que emitían parecer desfavorable a su libertad.

El crimen ocurrió en la ciudad de Gualeguay, en la provincia de Entre Ríos. Micaela estuvo desaparecida por una semana. Ella había sido vista por última vez el 1-4, y su cuerpo fue encontrado, sin ropas, el 8-4.

La muerte ocurrió por estrangulamiento, según la autopsia, en el día del desaparecimiento. Hay “indicios de ataque sexual”, todavía no confirmados. Wagner habría tenido un supuesto cómplice en el crimen, pero este todavía no fue localizado.

Micaela fue sepultada el 11-4, en Concepción del Uruguay, Entre Ríos. “No quiero venganza ni justicia por mano propia”, afirmó su padre, Néstor García, que pidió que “la Justicia actúe como corresponde.”

En declaraciones a la prensa, él citó una estadística que afirma que la Justicia deja 200 estupradores libres por semana en el país, en media. “Son 8.400 por año, que están en la vuelta de la esquina esperando otra Micaela.”

Micaela era activista del Ni una menos, movimiento que combate la violencia de género en el país. Una foto suya con una camiseta del grupo fue divulgada en las redes sociales.

El colectivo surgió en 2015, y realiza manifestaciones periódicas en Argentina. El Ni una menos también se propagó para otros países de la región, y motivó protestos masivos en Perú y en Uruguay contra la violencia de género.

Además de activista feminista, Micaela también pertenecía al Movimiento Evita, grupo joven peronista, por el cual hacía trabajos sociales en regiones pobres. Ella era estudiante de Educación Física.

Después de que su cuerpo fuera encontrado, ocurrieron una serie de manifestaciones en diferentes ciudades argentinas. Un acto en 11-4 en la capital Buenos Aires, en la Plaza de Mayo, pidió justicia para Micaela.

En este escenario de indignación por el crimen y de solidaridad, hasta el papa Francisco hizo contacto con la familia de la víctima, según su padre. Néstor García relató en el Facebook haber recibido una llamada de Francisco, que es argentino. Él contó que habló por “unos 5 minutos” con el Papa, y que este también habló con la madre de Micaela, Andrea Lescano. García agradeció al Papa por su “humildad y respeto.”

Estadísticas muestran que la violencia de género está creciendo en el país, con un aumento en 2017 en el número de feminicidios, el asesinato de una mujer por ella ser mujer, en comparación con el año pasado. Hoy, ocurre un feminicidio a cada 18 horas en Argentina, según activistas.

#NiUnaMenos #Micaela Basta.

Uma publicação compartilhada por PorLiniers (@porliniers) em Abr 9, 2017 às 3:00 PDT

Comunicar erro

close

FECHAR

Comunicar erro.

Comunique à redação erros de português, de informação ou técnicos encontrados nesta página:

Feminicidio de activista del Ni una menos provoca indignación en Argentina - Instituto Humanitas Unisinos - IHU