10 de setembro

Revista ihu on-line

Francisco Suárez e a transição da escolástica para a modernidade

Edição: 511

Leia mais

Pra onde ir - A crise do Rio Grande do Sul vai além da questão econômica

Edição: 510

Leia mais

Henry David Thoreau - A desobediência civil como forma de vida

Edição: 509

Leia mais

Mais Lidos

  • Seis brasileiros concentram a mesma riqueza que a metade da população mais pobre

    LER MAIS
  • Se eu estiver errado, corrijam-me. As sete heresias da Amoris Laetitia

    LER MAIS
  • Escravidão, e não corrupção, define sociedade brasileira, diz Jessé Souza

    LER MAIS

Newsletter IHU

Fique atualizado das Notícias do Dia, inscreva-se na newsletter do IHU

10 Setembro 2017

Emilio Caan y Policarpo Chem. Guatemala, +1984.

Delegado de la Palabra de Dios, destacado catequista y fundador de la cooperativa de San Cristóbal, Verapaz, Guatemala, secuestrado y torturado por las fuerzas de seguridad del gobierno. Emilio, indígena pocomchí, sacristán en la iglesia de San Cristóbal, Baja Verapaz, es secuestrado varias veces por paramilitares de la zona de Cobán, pero después dejado en libertad. Esta vez, nada vuelve a saberse de este fiel servidor de su Iglesia.

Policarpo, gerente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de San Cristóbal, fundador y presidente de la Legión de María, es respetado por su fe, su dinamismo, su humildad. Pone las instalaciones de la Cooperativa al servicio de los refugiados de las Pacayas, en 1982.

El 10 de septiembre, varios testigos ven cómo hombres armados lo introducen por la fuerza en un carro. El chofer es reconocido como Lara, alias "Bigotes", ex jefe de seguridad de la compañía alemana Hochtief, constructora del complejo hidroeléctrico de Chixoy. Aún trabajando en la compañía, Lara aparece vinculado a secuestros y asesinatos en la zona. En el momento de llevarse a Policarpo, pertenece a la zona militar de Cobán. La noche anterior, miembros de la patrulla civil buscan "al Policarpo Chen, de parte del señor Ambrosio Cahuec", comisionado militar de la zona. A los dos días su cuerpo aparece a 100 kilómetros de San Cristóbal. Está horriblemente torturado y mutilado. Una multitud nunca vista llena las calles del pueblo para despedir a su líder. Una viejecita se acerca al altar y, en voz alta, pide el perdón de Dios para los asesinos de su hijo. Policarpo, servidor de sus hermanos, entusiasta de María, la campesina de Nazaret, ya ha resucitado en San Cristóbal.

 

Comunicar erro

close

FECHAR

Comunicar erro.

Comunique à redação erros de português, de informação ou técnicos encontrados nesta página:

Instituto Humanitas Unisinos - IHU - 10 de setembro