China le apuesta a las asociaciones integrales con Latinoamérica para avanzar en el desarrollo

Revista ihu on-line

Populismo segundo Ernesto Laclau. Chave para uma democracia radical e plural

Edição: 508

Leia mais

Gênero e violência - Um debate sobre a vulnerabilidade de mulheres e LGBTs

Edição: 507

Leia mais

Os coletivos criminais e o aparato policial. A vida na periferia sob cerco

Edição: 506

Leia mais

Mais Lidos

  • Os filhos dos padres: a nova investigação da equipe Spotlight

    LER MAIS
  • Para compreender a Sociedade do Espetáculo

    LER MAIS
  • Lutero, o “desbravador” da Modernidade

    LER MAIS

Newsletter IHU

Fique atualizado das Notícias do Dia, inscreva-se na newsletter do IHU

close

FECHAR

Enviar o link deste por e-mail a um(a) amigo(a).

14 Junho 2017

En su camino para consolidarse como la primera potencia mundial, China ha optado por establecer asociaciones integrales con los países de la región Latinoamericana y Caribeña que “se encuentran en etapas similares de desarrollo”, lo que permite compartir tareas y tener “compatibilidad económica”, así lo afirma el Director General del Departamento de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhu Qingqiao.

El reportaje es publicado por Andes, 13-06-2017.

En una entrevista exclusiva con periodistas latinoamericanos, el funcionario precisó que luego de elaborar diseños generales para las relaciones entre ambos bloques, se planteó la idea de “construir asociaciones integrales de beneficio recíproco y compartido con la región de América Latina”.

Según él, estas asociaciones integrales son posibles debido a que tanto China como América Latina se encuentran etapas similares de desarrollo, por lo que es más factible compartir tareas y objetivos. Además de que existe ya “gran compatibilidad económica”, por lo que las relaciones se desarrollan con mayor rapidez.

El gobierno chino aspira que para el año 2019, las relaciones con América Latina en temas políticos, económicos, de comercio, cultura, turismo, educación, entre otros, estén completamente fortalecidas. Para ello, se planteó un modelo de construcción en tres vías que apunten a la logística energética e informática, a mejorar la interacción entre empresas, sociedad y gobierno y la ampliación de los canales de financiación.

“Queremos actualizar el modelo en la cooperación práctica y poner énfasis en la cooperación productiva de ambas partes”, precisó el responsable de todos los asuntos entre China y América Latina y el Caribe.

Desde finales de 2016, China estableció mecanismos más claros de cooperación, por ejemplo la Comisión Binacional Permanente que mantiene con Argentina, Brasil, México, Chile y Venezuela; en la que se aplica diálogos estratégicos y consultas comerciales, además de diálogos interparlamentarios.

En el caso de Ecuador, tras la visita “histórica”de Xi Jinping, en noviembre de 2016, la relación se elevó a una asociación estratégica integral y a partir de ello se ha firmado once acuerdos de cooperación entre ambos países: cuatro financieros, uno político, uno de comunicación, uno de cultura, uno de extradición, dos estratégicos productivos y uno de cooperación por el terremoto que azotó a Ecuador en abril de 2016

“El modelo de financiamiento del Ecuador y China solamente ha sido superado por Venezuela (por su producción de petróleo) y tenemos muchos proyectos de infraestructura en Ecuador como la construcción de hidroeléctricas, por ejemplo”, explicó el funcionario.

Datos de la Dirección General para América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, la inversión que el país asiático realizó en Ecuador durante 2016 fue de 243 millones de dólares.

A decir del portavoz del gobierno chino, la creación de más plataformas de para la promover la cooperación, como el foro China-Celac, han permitido por ejemplo que China entregue un paquete de ayuda financiera de 35 millones de dólares para los países latinoamericanos y caribeños.

En términos de cooperación práctica, el funcionario chino sostuvo que el comercio entre Latinoamérica y China creció de forma impresionante. En el año 2000 el volumen de comercio entre ambas regiones alcanzó 10 mil millones de dólares y para el año 2016 esta cifra superó los 210 mil millones de dólares, se multiplicó por 16 veces. El punto cumbre fue en 2013, cuando la cifra se ubicó en 260 mil millones de dólares.

Añadió que el porcentaje que representa el comercio exterior total “subió de 2,7% a 6% en 16 años”. Con ese crecimiento China se ha convertido en el segundo socio comercial de algunos países como Ecuador.

“Antes los países latinoamericanos exportaban los commodities y ahora exportan productos con más valor agregados, como los agrícolas y China exporta ahora productos electrónicos de mayor nivel”, manifestó.

Además, las inversiones mutuas se han incrementado, por ejemplo, en 2010 el stock de inversiones chinas en Latinoamérica era de 500 millones de dólares y para 2016 la cifra se incrementó a 150 mil millones, es decir, en cinco años se multiplicó por 1000 veces.

También explicó que el volumen de las obras contratadas de las empresas chinas en Latinoamérica superó los 120 mil millones de dólares. América Latina es el segundo destino más importante de las inversiones chinas en el exterior, solamente superado por Asia y las áreas de inversiones se ampliaron a plantas automotrices, maquinarias, fábricas de celulares, aires a condicionados, autobuses eléctricos y producción de baterías, paneles solares, entre otros, no solo de las empresas públicas, sino también de grupos privados.

Vea también

Comunicar erro

close

FECHAR

Comunicar erro.

Comunique à redação erros de português, de informação ou técnicos encontrados nesta página:

Instituto Humanitas Unisinos - IHU - China le apuesta a las asociaciones integrales con Latinoamérica para avanzar en el desarrollo